blog torre de babel

×

Aviso

There was a problem rendering your image gallery. Please make sure that the folder you are using in the Simple Image Gallery Pro plugin tags exists and contains valid image files. The plugin could not locate the folder: media/k2/galleries/54

El Carmelo en Nueva York

El Carmelo | Martes, 21 Octubre 2014 00:00

Lunes, 24 de junio, las siete y media de la mañana, los primeros aventureros estaban llegando a la estación de autobuses para partir a un viaje soñado, extraordinario, que parecía difícil de realizar en un principio. Un grupo de 24 estudiantes del Colegio El Carmelo iba a embarcar en un viaje a la ciudad que nunca duerme, Nueva York. Todos llegaron puntuales, llenos de ilusión; algún despistado de última hora que por los nervios del viaje había dejado el móvil en la mesita de noche, que rápidamente fue recuperado por un padre dispuesto a no dejar que nada estropeara este viaje de ensueño.

Y el momento había llegado, nos despedimos de los padres que, con más nervios (si cabe) que los propios viajeros, subieron las maletas al autobús dirección a Madrid, el primer tramo del viaje. Hasta aquí todo iba bien.

Cinco horas más tarde ya estábamos esperando en la cola de facturación del aeropuerto. Un vuelo de 7 horas con Air Europa; el primer día iba a ser muy largo. Pasamos sin problema por la aduana, todos los pasaportes y autorizaciones ESTA en regla para poder subirnos al avión rumbo a las Américas.

ny1Después de aterrizar y una larga cola (2 horas) de control aduanero, nos subimos en el transfer hacia el hotel. La llegada a la ciudad de Nueva York prometía ser espectacular, de noche, con los edificios emblemáticos iluminados. Nuestro guía ya nos daba algunas pinceladas de la historia de la ciudad. Los alumnos estaban preparados para explorar la ciudad que tantas veces habían visto en sus series favoritas, películas de acción y anuncios de televisión.

El primer día incluía los sitios de visita obligatoria al llegar a esta ciudad. Nos desplazamos en metro al distrito financiero o Downtown Manhattan para subir a un barco que nos permitiría obtener una primera impresión de la isla desde el agua. Pasamos por la isla de libertad con su majestuosa estatua de la libertad, la isla de Ellis y el centro de inmigración, continuando por debajo del puente Brooklyn desde donde teníamos una vista maravillosa del skyline de Nueva York. Por la tarde, realizamos un recorrido guiado por algunos de los sitios más conocidos de esta zona: la zona cero, Trinity Church, el World Trade Center. Nos movimos hacia el puente de Brooklyn para terminar en el parque en la otra orilla del río Hudson, donde pudimos comunicar con los padres gracias a la red pública de wifi.

El segundo día habíamos planeado un nuevo recorrido a pie de la zona central de la isla, visitando sitios con múltiples referencias cinematográficas: la NY Public Library, Grand Central, UN building, Chrysler building y la Catedral de San Patricio. A título de recompensa por la larga caminata, se previó un tiempo exclusivo para ir de compras por el barrio más famoso de la gran ciudad: la 5ª avenida con algunas tiendas muy especiales: deportes en Nike Town y NBA store, electrónica en Apple Store y juguetes en FAO Schwarz. Acabamos el día en la azotea del Centro Rockefeller, llamado the Top of the Rock para una primera vista de águila de la ciudad que unos días más tarde podrían contrastar con la vista desde el archiconocido Empire State Building.

El jueves era día de visita al museo: primero el Museo Americano de Historia Natural, donde empezamos nuestra gymkhana urbana con una scavenger hunt por el museo, totalmente dedicada a la película de Noche en el Museo. Los alumnos tenían que buscar 10 objetos de la película en todo el museo y sacarse una foto con ellos. Este entretenido juego servía para acumular puntos a lo largo de la semana en Nueva York para ganar un premio final en forma de un recuerdo de la ciudad. En este día tuvimos un almuerzo muy al estilo neoyorquino: un picnic en Central Park. Por la tarde, realizamos una visita guiada al Museo Metropolitano de Arte, uno de los más grandes del mundo.

Al día siguiente, era el momento ideal para seguir los pasos del mítico gorila King Kong y subir la cuarta torre más alta de Nueva York: the Empire State Building. Este día íbamos a recorrer toda la zona al oeste de este magnífico edificio. Pasando por el Flatiron building, llegamos a la famosa plaza de Union Square y tras un merecido almuerzo, nos adentramos a uno de los barrios más atípicos de la ciudad: Chinatown. Cenamos en el barrio colindante llamado Little Italy con una oferta gastronómica de este país europeo.

ny2El último día completo en Nueva York estaba dividido en tres partes: por la mañana una visita libre al museo de arte moderno, el Moma, a mediodía el espectáculo musical inolvidable del Rey León en el famoso teatro Minskoff en el mismísimo Times Square y por la tarde un agradable paseo hasta uno de los parques más atractivos de Nueva York: el Highline Park, instalado en una antigua línea de metro. Terminamos la última noche disfrutando del espectáculo de luces de neón de Times Square con tiempo para las últimas fotos, una sesión de cine o las compras de última hora.

El último día sólo nos quedaba los trámites normales de despedida, dejando las maletas en consigna, un último paseo y todos al autobús dirección al aeropuerto. Nos esperaba un largo viaje de vuelta donde llegamos 24 horas más tarde, todos sanos y salvos de vuelta a Granada, con miles de historias (de cine americano) para contar.

Valora este artículo
(3 votos)

Galería de imágenes

{gallery}54{/gallery}