blog torre de babel

Bienvenidos al rincón de idiomas de la página web de nuestro colegio bilingüe. El Carmelo siempre se ha volcado en los idiomas desde sus inicios. En infantil empezamos la trayectoria de aprendizaje del idioma extranjero hasta culminar en Bachillerato. Actualmente el colegio ofrece, en el marco del bilingüismo, tres cursos de enseñanza plenamente bilingües (español-inglés) en primaria y en el futuro iremos ampliando la oferta hasta cubrir la ESO y bachillerato que ya cuentan con un profundo estudio de la segunda lengua extranjera (inglés). A este nivel se ofrece también la oportunidad de aprender un tercer idioma, el francés, a partir de 1º de ESO, con la posibilidad de presentarse a cualquiera de los dos idiomas en la prueba de acceso a la universidad.      

Durante el curso escolar realizamos múltiples actividades relacionadas con los idiomas. Desde intercambios (Boston, Nueva York) hasta encuentros con extranjeros (estudiantes americanos para apoyo de conversación en inglés), clases culturales y visitas a lugares de habla inglesa y francesa (Londres, Montreal, Toronto, Gibraltar, Estrasburgo), teatros (cuentacuentos y obras inglesas en el salón de actos) y clases de iniciación en otros idiomas (italiano de bolsillo para el viaje de estudios de 1º de bachillerato), actividades interdisciplinares (Science in Action) y originales celebraciones del Día de Europa, todo para convertir nuestro Colegio en un lugar de encuentros multiculturales. 

Lunes, 12 Enero 2015

Les fêtes en France

En el primer trimestre el proyecto grupal previsto en 4º de ESO consistía en realizar una diapositiva sobre leas principales fiestas celebradas en Francia.

Lunes, 01 Diciembre 2014

English speaking countries

Como proyecto de la asignatura de Inglés para el primer trimestre, los alumnos de 2º de ESO han realizado un trabajo sobre los paises de habla ingles del mundo...

Martes, 21 Octubre 2014

El Carmelo en Nueva York

Lunes, 24 de junio, las siete y media de la mañana, los primeros aventureros estaban llegando a la estación de autobuses para partir a un viaje soñado, extraordinario, que parecía difícil de realizar en un principio. Un grupo de 24 estudiantes del Colegio El Carmelo iba a embarcar en un viaje a la ciudad que nunca duerme, Nueva York. Todos llegaron puntuales, llenos de ilusión; algún despistado de última hora que por los nervios del viaje había dejado el móvil en la mesita de noche, que rápidamente fue recuperado por un padre dispuesto a no dejar que nada estropeara este viaje de ensueño.

Y el momento había llegado, nos despedimos de los padres que, con más nervios (si cabe) que los propios viajeros, subieron las maletas al autobús dirección a Madrid, el primer tramo del viaje. Hasta aquí todo iba bien.

Cinco horas más tarde ya estábamos esperando en la cola de facturación del aeropuerto. Un vuelo de 7 horas con Air Europa; el primer día iba a ser muy largo. Pasamos sin problema por la aduana, todos los pasaportes y autorizaciones ESTA en regla para poder subirnos al avión rumbo a las Américas.

ny1Después de aterrizar y una larga cola (2 horas) de control aduanero, nos subimos en el transfer hacia el hotel. La llegada a la ciudad de Nueva York prometía ser espectacular, de noche, con los edificios emblemáticos iluminados. Nuestro guía ya nos daba algunas pinceladas de la historia de la ciudad. Los alumnos estaban preparados para explorar la ciudad que tantas veces habían visto en sus series favoritas, películas de acción y anuncios de televisión.

El primer día incluía los sitios de visita obligatoria al llegar a esta ciudad. Nos desplazamos en metro al distrito financiero o Downtown Manhattan para subir a un barco que nos permitiría obtener una primera impresión de la isla desde el agua. Pasamos por la isla de libertad con su majestuosa estatua de la libertad, la isla de Ellis y el centro de inmigración, continuando por debajo del puente Brooklyn desde donde teníamos una vista maravillosa del skyline de Nueva York. Por la tarde, realizamos un recorrido guiado por algunos de los sitios más conocidos de esta zona: la zona cero, Trinity Church, el World Trade Center. Nos movimos hacia el puente de Brooklyn para terminar en el parque en la otra orilla del río Hudson, donde pudimos comunicar con los padres gracias a la red pública de wifi.

El segundo día habíamos planeado un nuevo recorrido a pie de la zona central de la isla, visitando sitios con múltiples referencias cinematográficas: la NY Public Library, Grand Central, UN building, Chrysler building y la Catedral de San Patricio. A título de recompensa por la larga caminata, se previó un tiempo exclusivo para ir de compras por el barrio más famoso de la gran ciudad: la 5ª avenida con algunas tiendas muy especiales: deportes en Nike Town y NBA store, electrónica en Apple Store y juguetes en FAO Schwarz. Acabamos el día en la azotea del Centro Rockefeller, llamado the Top of the Rock para una primera vista de águila de la ciudad que unos días más tarde podrían contrastar con la vista desde el archiconocido Empire State Building.

El jueves era día de visita al museo: primero el Museo Americano de Historia Natural, donde empezamos nuestra gymkhana urbana con una scavenger hunt por el museo, totalmente dedicada a la película de Noche en el Museo. Los alumnos tenían que buscar 10 objetos de la película en todo el museo y sacarse una foto con ellos. Este entretenido juego servía para acumular puntos a lo largo de la semana en Nueva York para ganar un premio final en forma de un recuerdo de la ciudad. En este día tuvimos un almuerzo muy al estilo neoyorquino: un picnic en Central Park. Por la tarde, realizamos una visita guiada al Museo Metropolitano de Arte, uno de los más grandes del mundo.

Al día siguiente, era el momento ideal para seguir los pasos del mítico gorila King Kong y subir la cuarta torre más alta de Nueva York: the Empire State Building. Este día íbamos a recorrer toda la zona al oeste de este magnífico edificio. Pasando por el Flatiron building, llegamos a la famosa plaza de Union Square y tras un merecido almuerzo, nos adentramos a uno de los barrios más atípicos de la ciudad: Chinatown. Cenamos en el barrio colindante llamado Little Italy con una oferta gastronómica de este país europeo.

ny2El último día completo en Nueva York estaba dividido en tres partes: por la mañana una visita libre al museo de arte moderno, el Moma, a mediodía el espectáculo musical inolvidable del Rey León en el famoso teatro Minskoff en el mismísimo Times Square y por la tarde un agradable paseo hasta uno de los parques más atractivos de Nueva York: el Highline Park, instalado en una antigua línea de metro. Terminamos la última noche disfrutando del espectáculo de luces de neón de Times Square con tiempo para las últimas fotos, una sesión de cine o las compras de última hora.

El último día sólo nos quedaba los trámites normales de despedida, dejando las maletas en consigna, un último paseo y todos al autobús dirección al aeropuerto. Nos esperaba un largo viaje de vuelta donde llegamos 24 horas más tarde, todos sanos y salvos de vuelta a Granada, con miles de historias (de cine americano) para contar.

Con este buen comienzo que nos dejó un espléndido sabor de boca y un apetito por ampliar nuestra experiencia internacional, nos embarcamos en una aventura aún mayor. Organizamos nuestro primer intercambio real con acogida y envío de estudiantes con el instituto Masconomet en Boston, EE.UU. Un grupo de veinte estudiantes acogieron a sus equivalentes americanos en sus casas y asistieron a clases en nuestro colegio junto con salidas culturales en la zona (visitas a Sevilla, Córdoba, Málaga, etc.). A continuación, nuestros alumnos viajaron a los Estados Unidos para vivir la misma experiencia. Más de dos semanas para explorar, descubrir y vivir el sueño americano. Los alumnos se alojaban en las casas de sus compañeros americanos y asistían a clase en el instituto. Dentro del programa se reservaron varios días para visitas culturales a los sitios emblemáticos de la zona (p.ej. Boston y Salem) y un fin de semana completo en Nueva York, recorriendo la ciudad y visitando algunos de los edificios más conocidos (Empire State Building, Rockefeller Center, Statue of Liberty, the Metropolitan Museum of Art, American Museum of Natural History).

Pudimos repetir la experiencia al año siguiente con otro grupo de entusiastas trotamundos, alumnos de nuestro colegio. En esta ocasión ampliamos la visita de Nueva York a tres días para conocer aún mejor esta grandiosa ciudad y asistir a una representación del Rey León en el teatro Minskoff en la plaza de Times Square. Otro intercambio de dos semanas en los Estados Unidos y dos semanas en Granada que resultó un gran éxito con miles de buenos recuerdos.

Por esta buena experiencia y sabiendo que Nueva York tiene mucho que ofrecer, en 2013 nos dirigimos con un grupo de 24 estudiantes a la Gran Manzana para una visita cultural de una semana con estancia en hotel y un recorrido sorprendente de la isla de Manhattan. Visitamos los 6 edificios claves de la ciudad (los anteriores citados y el Moma o museo de arte moderno). Todos los días estaban planificados minuciosamente para poder ver la máxima cantidad de lugares de la ciudad y vivir la cultura americana en una de sus ciudades más famosas del mundo. También incluimos una fantástica gymkhana urbana donde los alumnos podían acumular puntos a lo largo de la semana en Nueva York para ganar un premio final en forma de un recuerdo de la ciudad.

En los últimos diez años hemos realizado varios tipos de proyectos internacionales con el colegio. Empezamos nuestras andanzas con un primer contacto, trasladándonos nada más y nada menos que a Canadá. Cruzamos el charco con un pequeño grupo de estudiantes de nuestro colegio para una estancia de dos semanas de inmersión lingüística en Montreal, donde los alumnos asistían a clases por la mañana y realizaban actividades lúdicas (paseos en canoa, visita al zoo) y socioculturales (cine, Monte Real, etc.) por la tarde. Los alumnos se hospedaban con familias y se integraban en la vida cotidiana canadiense. Todo un éxito. También incluía una visita a la capital Ottawa y un recorrido por la ciudad de Montreal.

Al año siguiente repetimos la experiencia y nos adentramos un poco más en la parte anglófona de Canadá, hasta llegar al lago Ontario y la entrañable ciudad de Kingston. Nuevamente se trataba de una inmersión lingüística con clases por la mañana y actividades por la tarde, pero en esta ocasión tuvimos la oportunidad de visitar una de las ciudades más conocidas de Canadá y subirnos a la torre CN de Toronto. Y como no, incluimos una visita espectacular a las cataratas de Niágara con un recorrido en the Maid of the Mist, un barco que nos llevó hasta unos pocos metros de las famosas cataratas.

En el mes de junio de 2010, durante siete días, un grupo de alumnos de la ESO fueron a Francia a la ciudad de Estrasburgo en un programa de inmersión cultural.

Esta ciudad situada al noreste de Francia justo a la frontera con Alemania es la capital de Alsacia. Precisamente por su situación geográfica esta región tiene muchos aspectos que denotan esa influencia alemana a lo largo de la historia. Fue muy castigada durante las dos guerras mundiales. Pudimos visitar La Ligne Maginot construida después de la 1ª Guerra Mundial para protegerse de otra posible invasión y también el Campo de Concentración de Struthof donde vimos todo el horror del nazismo.

También cabe destacar que Estrasburgo es la sede de numerosas instituciones europeas, que pudimos visitar e incluso asistir a una sesión del Consejo de Europa.

Por otra parte pudimos disfrutar de una ciudad con mucho encanto visitando sus museos, su catedral gótica, haciendo un recorrido en barco por su río y paseando por su casco antiguo catalogado patrimonio de la Unesco.

Este viaje nos permitió acercarnos a una realidad histórica y cultural diferente y fundamental para entender la Europa de hoy.

En 2011 ofrecimos otro tipo de viaje a nuestros alumnos de la ESO que tuvo una muy buena acogida. Nos dirigimos con 29 alumnos a la capital del Reino Unido, Londres, para una estancia de inmersión cultural de una semana con clases por la mañana y visitas a la ciudad por la tarde. Los alumnos se quedaban en pareja en casas de familias londinenses y se movían en transporte urbano por la ciudad (underground y double deckers).

Todas las mañanas daban tres horas de clases de conversación en inglés en la academia y por la tarde recorríamos a pie los lugares de interés turístico de esta bella ciudad (Buckingham Palace, Westminster, the London Eye, Camden Town, the Tower of London, the Tower Bridge, Covent Garden, St. Paul's Cathedral, Tate Gallery, the British Museum and the National Gallery). Conocimos diferentes rincones de Londres y nos sumergimos de lleno en la cultura inglesa.  

Martes, 18 Marzo 2014

School trip to Tarifa

Last Friday I went on a trip to Tarifa with my school. The plan was to stay there for the whole day. We had to be at school at 6 o’clock in the morning for a three and a half hour drive. First, we went to a museum in Bolonia and later on to the beach, where five friends of mine and me tried to go to the dunes on the other side of the beach, but unfortunately by the time we were almost there, it was time to go back.

Our next stop was Tarifa, where we went for a walk around the city and then to the beach.

Our last stop was Gibraltar, but there was a problem, we couldn’t get in with only an ID card. While the teachers thought about what to do instead, we went to Burger King for lunch. After lunch, the teachers decided to take us to Puerto Banus, a dreamland for any of us, where we saw several fancy and expensive cars such as Ferraris, Porsches, Bentleys, Jaguars, and many other car brands.

On the way back to Granada we spent the whole trip listening to music and singing. It ended up being a really fun school trip.

Miércoles, 05 Marzo 2014

Nick's culture class

On the 4th of February, Nick, a Welshman, came to our school to give us a culture class about his country, Wales and about Great Britain. And to be honest, I didn’t expect to see what I finally found there. I got impressed and I was very interested in Nick’s speech: we all thought that Nick would stand up in front of us to talk about things of the British culture that most of us already knew, such as the typical English breakfast or the huge dinner at seven o’clock in the evening, tea time, the most famous landmarks of London... We all thought we knew everything about this country. We are used to seeing the Union Jack, painted and printed on lots of T-shirts, watches, pictures... We use it more than the Spanish flag but we didn’t notice, until Nick showed us, that it changes when it is upside down. We knew that there were many different dialects in Great Britain, but Nick went further and taught us a bit of Scottish and Welsh. It was funny to try to pronounce that long name of the well-known Welsh city, and finding out that those dialects spoken in the same country had nothing in common.

Nick was a professional and we noticed it. He only had an hour and he spoke slowly so we didn’t find lots of difficulties to understand him. But the thing is that the speech wasn't annoying, condensed or boring. I would have liked to have the chance to ask him some questions and talk to him directly, but it was almost impossible because of the time limit. Apart from that, the culture class was a great opportunity to hear another accent, different from what we are used to, to learn more about a country that we all like and admire.